Lo que nunca tienes que olvidar cuando decides comprar una vivienda

Pactar el precio final tu nueva casa no es ni será el único desembolso que debas tener en cuenta cuando te lances a la compraventa de una vivienda. Pagar la entrada, los gastos de la operación, los impuestos o los intereses y vinculaciones de la hipoteca son solo algunos pagos que debes examinar cuando estudies tus opciones de comprar casa.

Si tu decisión entre comprar y alquilar una casa se centra solo en comparar lo que pagarías actualmente de cuota hipotecaria con la renta que pagas al mes, estás cometiendo un grave error.

En una operación de compraventa hay que tener en cuenta los extras que le acompañan pero también calcular cómo se pondría la cuota mensual de tu préstamo hipotecario con un interés del euríbor diferente al actual. El principal índice de referencia en el mercado hipotecario español acaba de cerrar el mes de enero en negativo (-0,008%) por primera vez en su historia. Sin embargo, el euríbor llegó a estar por encima del 5% en 2008, lo que afectaba de lleno al pago mensual de millones de hipotecados en España.

También debes tener en cuenta la entrada, el pago en efectivo (cercana al 20%) que das para que te concedan la hipoteca por el 80% del valor de la vivienda, o los gastos asociados a la operación, que pueden llegar al 15% del precio, como el pago al notario, la tasación del inmueble o el registro de la propiedad.

Además de otros pagos relativos a impuestos, como el Actos Jurídicos Documentados (AJD) o Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) junto a l IBI anual, la comunidad de propietarios, el seguro de hogar o los gastos de mantenimiento de la vivienda.

Actualmente, el mercado hipotecario impone ciertas vinculaciones al préstamo como aportaciones a un plan de pensiones, gastos asociados a la tarjeta, seguros de vida o de automóvil.

Ahora toca decidir si interesa más asumir estos gastos o apostar por el arrendamiento.

Articulo visto en Idealista.com

Deja un comentario